¿Cuál es el cerrojo más seguro para tu puerta?

Nuevo cerrojo acorazado INN
Inn Madrid

¿Cuál es el cerrojo más seguro para tu puerta?

(1 votos, 5,00 de 5)

Cerraduras y cerrojos son dos de los componentes más importantes de una puerta y quizás los primeros que debemos evaluar para entender cuál es el nivel de seguridad con el que contamos.

No obstante, en Security Point Madrid sabemos que muchas personas no tiene clara la diferencia entre cerraduras embutidas y cerrojos ni conocen los diferentes modelos de cerrojo disponibles actualmente en el mercado; por ello, en este artículo vamos a explicarte todo lo necesario para que decidas si deberías instalar un cerrojo sobrepuesto en tu puerta y, en caso afirmativo, cuál sería recomendable que eligieras.

 

Cerraduras embutidas o cerrojos sobrepuestos para proteger la puerta

¿Qué es una cerradura embutida?

Una cerradura es un componente de seguridad que sirve para evitar que cualquier persona pueda abrir una puerta. 

Las cerraduras de seguridad modernas, como las que comercializamos en Security Point Madrid, son muy resistentes y están diseñadas para resistir una amplia variedad de ataques, como el bumping o la extracción. Hablamos de cerraduras embutidas o empotradas porque van insertadas en un espacio en el interior de la puerta, esto es, embutidas en ella.

Cuando queremos aumentar el nivel de seguridad de una puerta, la opción más recomendable y que más protección nos aportará es instalar una segunda cerradura embutida; esto, sin embargo, no siempre es posible. Ya sea por motivos de presupuesto o porque el modelo de puerta no lo permite, en muchas ocasiones es necesario recurrir a una alternativa: instalar un cerrojo de seguridad.

 

¿Qué es un cerrojo de sobreponer y cuándo es una buena opción?

Los cerrojos de seguridad, llamados también cerrojos sobrepuestos o de sobreponer, se instalan directamente sobre la puerta (como su propio nombre indica). Pueden utilizarse como cerradura habitual, pero es más frecuente su uso como segunda cerradura para aumentar el nivel de seguridad de una puerta.

Siempre es más recomendable tener una segunda cerradura embutida, como ya hemos dicho, pero no significa que los cerrojos sobrepuestos no sean seguros: ciertos modelos, como los cerrojos de seguridad INN.LOCKS que encontrarás en Security Point Madrid, aportan un nivel de protección muy elevado, además de ventajas adicionales como, por ejemplo, la compatibilidad con la tecnología de Retención Activa de INN (de la que te hablaremos más adelante).

 

¿Qué tipos de cerrojos hay en el mercado?

Así pues, y como ya vemos, la clave a la hora de escoger un cerrojo de seguridad es entender las diferencias entre los que se ofrecen hoy en día en el mercado para identificar un modelo que realmente sea seguro y práctico. En general, encontraremos tres tipos de cerrojo:

Cerrojos invisibles

Son un tipo de cerrojo electrónico que no puede detectarse desde el exterior, de ahí su nombre. Ofrecen ciertas comodidades frente a los cerrojos convencionales (dependiendo del modelo, pueden ser controlables mediante mando a distancia o app móvil, tener alarma incorporada, etc.) y, al ser indetectables, pueden dar la impresión de que nuestra propiedad no tiene nada de valor. Además, su instalación suele ser muy fácil y rápida.

Su principal pega es que son vulnerables al apalancamiento, un tipo de ataque que consiste en insertar una herramienta resistente entre el marco de la puerta y la hoja, y hacer fuerza para que cedan los bulones de la cerradura. Este es el motivo por el que nosotros no recomendamos este tipo de cerrojos.

 

Cerrojos con bombín incorporado

Son cerrojos de seguridad que llevan el bombín -el dispositivo mecánico que permite la apertura y cierre de la puerta- insertado, sin posibilidad de sacarlo.

Pueden ser más o menos seguros dependiendo de las características específicas de cada modelo, pero el hecho de que el bombín no pueda cambiarse representa una desventaja muy importante: en el caso de pérdida o robo de la llave, nos veremos obligados a cambiar toda la cerradura, y no solo el dispositivo de cierre. Dependiendo del modelo que hayamos escogido, puede suponer una inversión económica importante.

 

Cerrojos con bombín europerfil

Aunque podemos encontrar muchos tipos diferentes de bombines, los de perfil europeo o europerfil son la opción más recomendable para nuestro cerrojo. 

Que un bombillo tenga perfil europeo significa que está construido con unas medidas estandarizadas, lo que permitirá sustituirlo en caso de necesidad (si queremos un bombillo más seguro para el cerrojo o si hemos extraviado las llaves, por ejemplo) o incluso amaestrarlo con la cerradura principal de la puerta.

Los cerrojos de seguridad de la gama INN.LOCKS, que ya te hemos mencionado, están preparados para cilindros europerfil, lo que hace que sean no solo resistentes y compactos, sino también muy prácticos tanto para viviendas como para locales comerciales, oficinas y otras instalaciones.

 

Nunca descuides la protección de tu cerrojo

Contar con un cerrojo como los de INN.LOCKS, diseñado para resistir los ataques más frecuentes, supone una importante mejora de la durabilidad y la capacidad de disuasión de una puerta, pero hay dos dispositivos de seguridad adicionales que desde Security Point Madrid te recomendamos que tengas también en cuenta para proteger el propio cerrojo: un escudo de seguridad y una membrana sensitiva con tecnología BlueQuotient.

La importancia de los escudos acorazados

Los escudos de seguridad, como los que encontrarás también en la gama INN.LOCKS, son dispositivos de alta resistencia diseñados para proteger el bombillo y la cerradura frente a ataques como la rotura, la extracción o el taladro. 

A diferencia de los embellecedores, que están huecos y no aportan ninguna protección adicional, los escudos de seguridad aumentan mucho el tiempo de resistencia de la cerradura y, como consecuencia, el nivel de disuasión frente a posibles intentos de robo o allanamiento. Por ello, te recomendamos que, si es posible, añadas un escudo de seguridad moderno a tu cerradura, teniendo en cuenta sus características y el nivel de riesgo de tu propiedad.

 

Sistema de Retención Activa: el complemento perfecto

El Sistema de Retención Activa está basado en la tecnología BlueQuotient que hemos mencionado al principio de este apartado: se trata de una membrana sensitiva que se instala en el cerrojo de seguridad, el escudo o el marco de puertas y ventanas; una vez en posición, es capaz de detectar intentos de manipulación y hacer sonar la alarma y avisar al propietario mediante un SMS.

La clave del Sistema de Retención Activa es que la alarma suena en cuanto el ladrón comienza a manipular la puerta, y no después. Así, el tiempo del que este dispone para terminar su trabajo y completar el robo se reduce en gran medida. Con la alarma sonando nada más haber empezado a manipular la puerta y la policía ya en camino, la mayor parte de los ladrones se limitarán a abandonar la propiedad.

La membrana sensitiva BlueQuotient puede instalarse de forma inalámbrica o con cables y es compatible con muchos modelos diferentes de escudos de seguridad, cerraduras y cerrojos. Una vez en posición es indetectable desde el exterior y permanece en funcionamiento las 24 horas del día, sin que el propietario deba preocuparse por nada.

 

El Sistema de Retención Activa es, pues, el complemento perfecto para un escudo acorazado o un cerrojo de seguridad.

Comentario