Cómo marcan los pisos los ladrones para robar

Cómo marcan los pisos los ladrones para robar

Cómo marcan los pisos los ladrones para robar

(2 votos, 5,00 de 5)

¿Sabes cómo hacen los ladrones para marcar los pisos que quieren robar? Si te preocupa la seguridad de tu vivienda, especialmente cuando te vas de vacaciones, te interesa conocer las señales que los malhechores pueden poner en tu puerta sin que tú repares en ellas.

Lejos de la imagen simplona que podamos tener de un ladrón, lo cierto es que a menudo agudizan el ingenio para allanarse el terreno lo máximo posible. Una de las tretas que usan es marcar las viviendas que quieren robar para comprobar cuáles pueden ser robadas con mayor facilidad.

Estas tácticas pueden ser usadas en cualquier época del año, pero echan mano de ellas especialmente en épocas vacacionales, cuando, aprovechando que la gente viaja, los robos aumentan. Lo peligroso es que estas señales a menudo pasan desapercibidas para el propietario.

Te vamos a contar cómo marcan las casas los ladrones, para que estés atento si detectas alguna de estas cosas en tu puerta o en tu escalera.


Índice del artículo


Tácticas de los ladrones para marcar pisos

Lo que la mayoría de estas técnicas buscan es detectar qué hogares no están habitados en este momento. Esto lo consiguen poniendo marcas que delatarán si la puerta se abre o no, dándole al ladrón la información que necesita. Estas son algunas de las más típicas.

Trozo de palillo

Los ladrones han usado tradicionalmente este método, según el que colocan entre la puerta y el marco un pequeño trozo de palillo de madera. Si al ir a revisarlo ven que el palillo está en el suelo, es que la puerta se ha abierto, por lo que elegirán otra puerta con el palillo intacto.

Marcadores de plástico

Se colocan trocitos de plástico transparente en el canto de la puerta para localizar viviendas vacías. Si se caen, lógicamente, es que hay gente. Si permanecen en su sitio, es que la casa está vacía. Aunque puede ser difícil detectarlos en la puerta, si vemos trozos de plástico en el suelo cerca de nuestra puerta, hay que tener cuidado y avisar a las autoridades.

Hilos de pegamento o silicona

Esta técnica es más sofisticada y aún menos detectable. Se trata de colocar hilos de pegamento del marco de la puerta a la puerta, como si fuera una tela de araña. Si se rompe, el ladrón sabrá que hay personas viviendo en esa casa. Si el hilo permanece intacto, entonces el ladrón sabrá que tiene vía libre. Además es un método más difícil de detectar ya que apenas deja residuo y el que deja es casi imperceptible.

Bolitas de papel

Este método, solo apto para cerraduras de hueco ancho, consiste en colocar una pequeña bolita de papel de tal forma que solo repara en ella quien la coloca. Si alguien ha entrado en la casa, la llave habrá empujado la bolita hacia adentro de la cerradura, con lo que dejará de ser visible y el ladrón sabrá que hay gente.

Marcas con tiza o pequeñas rayaduras

Se trata de señales que los ladrones pueden hacer para marcar una casa con las que pueden indicar si están deshabitadas, cuántos convivientes hay, si hay perro, etc. y en definitiva para determinar la facilidad de un hipotético robo. Son marcas que, más que en la propia puerta de un piso, se suelen hacer junto al timbre del portero automático, en el buzón o en algún lugar de la pared de viviendas unifamiliares.

 

El código de los ladrones

Cuando se trata de marcas dibujadas o rayadas, los ladrones tienen una serie de códigos para entenderse entre ellos a la hora de señalar casas que conviene o no robar. Existen muchas señales con las que los ladrones etiquetan las viviendas, pero estas son algunas de las más habituales:

  • Dos círculos unidos por una línea: La vivienda es un buen objetivo para el robo.
  • Rectángulo atravesado por cuatro barras verticales: La vivienda está vigilada por perro.
  • Rombo: Casa vacía.
  • Círculo: Advertencia de que la vivienda está en una zona con bastante vigilancia policial.
  • Círculo con aspa dentro: Significa que la persona que vive en la casa vuelve temprano.
  • Lazo de tres nudos: La vivienda custodia objetos de gran valor.
  • Tres círculos: El ladrón considera que la casa es un blanco fácil de robar.
  • Aspa o equis mayúscula: Avisa de que están de vacaciones.

Ten en cuenta que son señales que se hacen de forma bastante discreta y no tiene por qué ser en la puerta. Una vivienda les ofrece muchos lugares para poner estas marcas sin que nadie se entere: marco, paredes, buzón, telefonillo, fachada exterior…

Ante la sospecha de que en tu portal o vivienda están dándose este tipo de señales, lo primero que hay que hacer es extremar la precaución e informar a la policía, que son los primeros en difundir por redes sociales estas prácticas para que la gente las identifique.

 

Cómo reforzar nuestro piso frente al robo

Como propietarios, es normal que saber que los ladrones usan todos estos trucos para facilitar su tarea nos cause cierta inseguridad. Conocer las señales por si las reconocemos está muy bien, pero tampoco podemos obsesionarnos. Lo mejor es plantearnos si tenemos una puerta a prueba de la picaresca de los ladrones, aún cuando estemos fuera.

 

Puertas de seguridad

Es importante contar con una puerta de seguridad de grado adecuado y que acredite tanto resistencia a ataques físicos (extracción, taladrado…) como a ataques contra el sistema de cierre (bumping, ganzuado…).

Las puertas de seguridad INN.DOOR aseguran eso, ya que cumplen con las normativas UNE-EN 1627:2011 y UNE 85160:2013. Obstaculizan mucho el trabajo del ladrón al obligarle a invertir mucho más tiempo en penetrar en la vivienda, lo que a su vez aumenta la probabilidad de que desista.

Además son puertas de un peso moderado, ya que centran su resistencia en sus nervios de acero y no en los tradicionales perfiles de hierro. Esto les permite tener mayor tolerancia a la deformación para contrarrestar el ataque además evitar micro roturas en el muro, con lo que son puertas resistentes y además duraderas.

 

Bombín y llave con control de copia

El sistema de cierre es, muy a menudo, la parte más débil de una puerta y lo que pueden aprovechar los ladrones para entrar de forma relativamente fácil gracias a ataques de habilidad como por ejemplo el bumping, ganzuado e impresión.

Para evitar esto, es importante contar con un juego de bombín y llave anticopia como INN.KEY.SMART. Se trata de un sistema mecánico de alta precisión que rechaza falsificaciones de llaves y aguanta las técnicas de robo más modernas.

bombillo de seguridad
Tanto llave como bombín cumplen con las normativas antirrobo y es un sistema patentado hasta 2036, lo que significa que sus llaves no pueden ser copiadas. Solo se puede realizar copias con nuestro permiso expreso y en establecimientos autorizados.


Para mayor seguridad del conjunto, es recomendable complementarlo con un escudo de seguridad para dificultar los ataques por extracción.

Retención Activa

Por último, es muy recomendable la instalación de un Sistema de Retención Activa. Se trata de un proceso simple, ya que consiste en una membrana inalámbrica que se coloca bajo el escudo en una puerta y también puede colocarse en marco y hoja de una ventana.


 Esta membrana inteligente detecta un intento de robo y provoca que, cuando el ladrón comience a manipular la puerta o ventana para intentar abrirla, saltará la alarma. Además, el propietario será informado vía SMS del intento de robo.

Pero sin duda lo más importante del Sistema de Retención Activa es que, a diferencia de las alarmas típicas, brinda una detección anticipada, es decir, no se activa cuando ya el ladrón ha entrado sino cuando aún está en faena. Esto nos da tiempo a reaccionar y a la policía a acudir. Es por ello que lo más normal es que el ladrón desista de su objetivo y se vaya sin conseguir abrir nuestra puerta.

Además, el Sistema de Retención Activa cumple con la normativa UNE EN50131, con lo que puede conectarse a casi cualquier sistema de alarma, incluida una Central Receptora de Alarmas.

Comentario