Puertas con doble cerradura: igualamiento y amaestramiento de servicio

doble cerradura con amaestramiento llave servicio
Inn Madrid

Puertas con doble cerradura: igualamiento y amaestramiento de servicio

(28 votos, 3,86 de 5)

Las puertas con doble cerradura se ven cada vez con mayor frecuencia, en especial en locales comerciales y grandes propiedades, pero aún suscitan ciertas dudas: ¿realmente es más seguro instalar una doble cerradura? ¿Cómo lidiar con los posibles problemas (pérdidas, robos, etc.) y la incomodidad de tener dos llaves? En definitiva, ¿es buena idea instalar una doble cerradura?

En este artículo, desde Security Point Madrid vamos a tratar de responder a estas y otras preguntas sobre las puertas con doble cerradura y te hablaremos del igualamiento y el amaestramiento, dos soluciones que creemos que te resultarán muy interesantes.

¿Por qué instalar una cerradura doble?

Empecemos por responder a la pregunta inicial: sí, instalar una segunda cerradura tiene mucho sentido si queremos reforzar la seguridad de una propiedad. 

Cuando queremos reforzar la resistencia de una puerta contra el ataque violento, es aconsejable instalar 2 cerraduras independientes entre sí o 1 cerradura multipunto, pero también con 2 cierres independientes. La idea es obligar al delincuente a tener que romper ambos cierres, lo que le obliga a duplicar el tiempo de ataque.

Aclaramos que una cerradura multipunto con muchos cerrojos ofrece menos resistencia y protección contra un ataque violento que 2 cerraduras independientes con pocos cerrojos.

Cerrojo o cerradura embutida: ¿cuál deberías instalar?

Ahora que sabemos que instalar un segundo sistema de cierre en la puerta puede ser una buena idea, la siguiente pregunta es inevitable: ¿cuál es la mejor opción? En el mercado encontraremos básicamente dos tipos de soluciones:

  • Cerrojos sobrepuestos: son cerrojos de seguridad que se instalan directamente sobre la puerta como complemento a la cerradura principal. Ciertos modelos, como el cerrojo de seguridad INN.LOCKS que ofrecemos en Security Point Madrid, pueden ofrecer un nivel de protección muy elevado.

 

  • Cerraduras embutidas: en este caso se trataría de instalar una segunda cerradura empotrada en la puerta. Es la mejor solución de las dos posibles -mayor resistencia frente a ataques como la extracción o el bumping-, pero no siempre se puede optar por ella (por el modelo de puerta, por el presupuesto, etc.).

     

    Elegir un cerrojo sobrepuesto o una cerradura embutida dependerá de nuestras necesidades de seguridad y la características de nuestra instalación actual, pero cualquiera de las dos soluciones nos ayudará a estar más protegidos que con una sola cerradura.

    No te olvides de reforzar la cerradura principal

    Independientemente de por cuál de las dos opciones nos decantemos, hay otra cuestión que no deberíamos olvidar: la protección de la cerradura principal. 

    Aunque hayamos instalado una doble cerradura, la cerradura principal de la puerta será vulnerable a menos que la protejamos con un escudo acorazado y un bombillo de seguridad.

    bombillo de seguridad

    Estos dos sistemas, combinados, nos protegerán frente a una amplia variedad de ataques muy utilizados por los ladrones: bumping, ganzuado, impresión (en el caso del bombillo), taladro, extracción, apalancamiento (en el caso del escudo)… existen muchas técnicas de habilidad o de fuerza que un ladrón puede utilizar para superar una cerradura que no esté bien resguardada, y los bombillos de seguridad del sistema INN.KEY.SMART y los escudos acorazados INN.LOCKS son la respuesta más eficaz frente a estas amenazas.

     

    Opciones para abrir una puerta con doble cerradura

    Ya tenemos una puerta con doble cerradura: ahora, ¿cómo gestionamos las complicaciones que implica tener dos llaves? Por otra parte, ¿tener una sola llave que abra ambas cerraduras no podría llegar a suponer un problema de seguridad?

    doble cerradura con amaestramiento llave servicio

    Vamos a hablar del igualamiento y, sobre todo, del amaestramiento de servicio, que desde Security Point Madrid entendemos que es la mejor solución para este escenario, especialmente para negocios o grandes propiedades con servicio.

     

    Tener dos llaves diferentes: ¿buena o mala idea?

    No, tener dos llaves diferentes no tiene por qué ser una mala idea, en principio. Si nos organizamos de esta forma, cada llave abriría una de las cerraduras: podríamos darles a empleados o personal de servicio solo una de las llaves y cerrar la puerta con las dos cuando no tengan que acceder a la propiedad.

    No obstante, la necesidad de gestionar dos llaves diferentes puede traernos algunos inconvenientes. No solo no es la solución más cómoda, sino que además nos exponemos a sufrir olvidos, pérdidas o robos (tanto nosotros como nuestro personal).

    Precisamente para evitar ese tipo de problemas, hoy en día tenemos estas dos técnicas que ya hemos mencionado, y que se utilizan con frecuencia en las puertas con dos cerraduras: el igualamiento y el amaestramiento.

     

    La primera opción: igualamiento de las cerraduras

    El igualamiento es quizás la solución más sencilla de entender de las dos: ambos bombines se abren con la misma llave. Es práctico, y puede resultar interesante si solo queremos distribuir llaves entre los miembros de nuestra familia o personas de mucha confianza.

    El inconveniente, en este caso, es que no podríamos discriminar entre familiares, empleados, personal de servicio… cualquier persona que tenga las llaves podría abrir ambas cerraduras y acceder a la propiedad.

     

    La solución más cómoda y segura: el amaestramiento de servicio

    El amaestramiento de servicio es diferente del igualamiento: para no tener que llevar muchas llaves en el bolsillo, el amaestramiento de servicio permite que exista una llave maestra que abre los dos bombillos, mientras que la llave de servicio, únicamente puede abrir uno de ellos – normalmente el cierre central. Es una ventaja para propietarios que dejan su llave al servicio doméstico o empleados en comercios. Llave maestra para propietario y llave de servicio para empleados.

    Una vez instalas las dos cerraduras con sus dos bombillos de seguridad, es posible decidir quienes tienen las llaves para entrar en casa. Lo aconsejable es que hijos menores de edad y el servicio doméstico o empleados en comercios, solo dispongan de llave para una de las dos cerraduras – no solo porque es suficiente para su uso diario, también porque es más seguro en caso de pérdida o robo de llave -, mientras que el propietario lleva la llave maestra que acciona ambos bombillos.

     

    Ventajas de doble cerradura con amaestramiento de servicio

    • Permite decidir quienes tienen acceso a casa.
    • Permite bloquear una de las cerraduras, por las noches, en fines de semana o vacaciones para que las otras personas no accedan.
    • En caso de pérdida, no obliga a cambiar las cerraduras.
    • Reduce la cantidad de llaves a usar y llevar en el bolsillo.

    Esperamos que esta idea sea de vuestra utilidad.

    Comentario