Cómo instalar una puerta de seguridad con todas las garantías

Cómo instalar una puerta de seguridad con todas las garantías

(3 votos, 5,00 de 5)

El método de instalación es a menudo el aspecto más infravalorado a la hora de adquirir una puerta de seguridad. Y sin embargo la instalación puede comprometer hasta un 40% de la efectividad de una puerta de seguridad, según las estimaciones de la clasificación Genoma del Robo.

Por ello, no debemos cometer el error de dedicar todos nuestros esfuerzos a elegir la mejor puerta de seguridad y dejar la instalación en manos de cualquiera.

Hay que tener en cuenta que la instalación de una puerta depende de varios factores:

  • Indicaciones del fabricante: Son vitales ya que determinarán los materiales que hay que usar y el método de instalación para asegurar el grado de protección deseado.
  • El tipo de pared y sus características: Es otro aspecto que determinará qué método de instalación es más aconsejable y cuál es directamente inviable. No hay que olvidar que las puertas de seguridad tienen un peso elevado y necesitan de un buen anclaje para evitar que los ladrones puedan atacar por la unión entre cerco y muro. Por ello no podemos abordar la instalación de igual forma si el muro es de hormigón, ladrillo o pladur.
  • Finalmente, el instalador: Su papel es fundamental, tanto en su destreza profesional como en su adecuada formación para instalar un modelo de puerta determinado y en el tiempo que dedique a la instalación.

 

Una instalación deficiente no solo significa un nivel de seguridad más bajo frente a ataques. También deriva en un funcionamiento inadecuado de la apertura y cierre que a la larga pueda forzar este mecanismo y afecta, del mismo modo, al cierre estanco de la puerta. Es decir, que puede permitir pasar polvo y aire, rebajando de paso la eficiencia energética del hogar.

Grados de seguridad de las puertas

Es conveniente recordar la importancia de partir de una puerta certificada. Existen muchas fórmulas, pero lo mejor es fijarse en normativas universalmente aceptadas como la norma europea UNE-EN 1627:2011 y la española UNE 85160:2013 que la desarrolla más. En este sentido es mejor no dejarse llevar por certificaciones propias de los fabricantes, que podrían tener algún sesgo interesado.

La UNE 85160:2013 se preocupa tanto de la seguridad estructural de la puerta como del sistema de cierre. Según esta normativa, las puertas se clasifican teniendo en cuenta 6 aspectos:

  • Resistencia de la estructura a la efracción: Grados del 1 al 5.
  • Protección de la cerradura frente a ataques manuales: Grado A, B o C.
  • Protección de llave y bombillo frente a ataques de habilidad: Grado 0 o 1.
  • Nivel de seguridad de los accesos: Grado 0, A, B o C.
  • Nivel de detección de ataque o acceso no autorizado: Grado 0 o 1.
  • Método de instalación: Grado 0, A o B.

 

Con estos parámetros se otorga una clasificación de 6 dígitos y aunque se suele prestar más atención a los dos primeros, como vemos también está presente el método de instalación.

Métodos de instalación de una puerta de seguridad

Albañilería

Se trata de la opción clásica de albañilería con escayola o cemento. Este método presenta una resistencia ideal para cualquier tipo de muro y todo tipo de puerta de seguridad, si bien es más idónea para paredes más débiles, como las de ladrillo hueco. Es un método económico en cuanto a materiales y por ello muchos instaladores tienen preferencia por él.

Sin embargo, hay que valorar que es un procedimiento de instalación considerado sucio, más problemático para posteriores reformas ya que puede afectar a detalles estéticos posteriores. Otro inconveniente es que requiere de una obra menor. Por último, necesita tiempo de secado, por lo que el remate de carpintería a veces no se puede hacer el mismo día.

Sin obra

Un método muy cómodo es el montaje sin obra, que es un sistema de anclaje que no requiere de cemento ni albañilería, por lo que es limpio y rápido. Consiste en hacer unos agujeros en el muro e insertar varillas largas que se fijan con resina química de dos componentes. Esta resina endurece rápido y ofrece una resistencia muy alta, por lo que es una opción muy recomendada para puertas hasta nivel 4 de seguridad incluido.

El problema es que no puede usarse si el muro es poco consistente o tiene cámara de aire. También depende de la instalación anterior. Las puertas de madera suelen tener un marco de madera que puede quitarse sin dañar la pared. Sin embargo, donde hay puertas de chapa los marcos a menudo tienen relleno de cemento o yeso y quitarlos puede desprender parte de la pared. Esto dificulta mucho una instalación sin obra exitosa.

Generalizando, es una solución que suele valer para puertas de pisos, pero en viviendas unifamiliares presenta más problemas.

Soldadura

Se trata de un método rápido, efectivo y es el más recomendado por la normativa UNE 85160. Sin embargo tiene una gran limitación obvia y es que se necesita que exista una sólida estructura metálica sobre la que soldar.

Taco expansivo

Se trata de un tornillo que al ser apretado se expande, quedando así anclado dentro del precerco de madera. Es un sistema limpio y rápido, y es eficaz para atornillar sobre un cerco antiguo o un precerco sólidamente fijado.

Taco químico

En general, se puede decir que la instalación con taco químico ofrece mayor resistencia de carga que la albañilería y permite trabajar con paredes tanto huecas como macizas. Se trata de un método de instalación más técnico y limpio.

Aunque está bien conocer todas estas alternativas de instalación, conviene no obsesionarse con ello. La razón es que, como hemos dicho, el tipo de instalación vendrá recomendado por el fabricante de la puerta teniendo en cuenta su peso y los diferentes tipos de muro. Cambiarlo a capricho no nos beneficiaría, sino todo lo contrario, pues devaluaríamos el nivel de seguridad de nuestra puerta.

Puertas de seguridad INN.Door, ligereza y seguridad

puertas de seguridad contra el roboPara asegurar una instalación con todas las garantías de seguridad, desde Security Point Madrid recomendamos la gama de puertas INN.Door, preparadas para resistir ataques violentos y de habilidad técnica. Cuentan con una  estructura de acero que ofrece alta resistencia a todos los niveles: de hoja, marco, sistema de cierre o control de llave.

Son puertas fabricadas para cumplir la exigente normativa UNE85160:2013 asegurando grados 4C y 5C y todo ello sin elevar innecesariamente su peso. Así, las puertas de grado 4 pesan 85 kg, aumentando las de grado 5 hasta los 130 kg de peso. Este peso, ligero para una puerta de sus características técnicas, les permite prescindir de bisagras en su parte central.

Este perfecto equilibrio de peso y seguridad se logra gracias a su entramado de omegas, contra omegas y entre omegas, que conforman una barrera capaz de resistir los ataques manuales mecánicos y eléctricos más violentos. Además, las INN.Door de grado 5 cuentan con un relleno anti butrón.

La gama de puertas INN.Door viene además acompañada de una novedosa opción como es el pre marco acorazado de atornillar EN1627:2011 grado 4. Esta técnica de fijación de última generación consigue compactar marco, premarco y ladrillo en toda su vertical evitando la rotura de paredes interiores. Mediante esta modalidad de instalación se consigue acorazar la puerta y aumentar el paso de puerta en 6 centímetros.

Instalación con los mejores profesionales

Como hemos visto, resulta evidente que el proceso de la instalación de una puerta es algo fundamental si queremos obtener la mejor funcionalidad y sobre todo aprovechar el nivel de seguridad que una buena puerta ofrece.

Sin embargo, cabe mencionar que de nada sirve contar con una puerta y materiales de gran calidad en la instalación si las personas que hacen el trabajo no están a la altura y aplican correctamente una metodología de instalación.

O dicho de otro modo, es importante asegurarse de que el instalador cuente con los conocimientos y acreditación formativa de cada fabricante para realizar la instalación. Y es que el factor humano de la instalación es tal vez el mayor condicionante del resultado final sea óptimo o no.

 

En Security Point Madrid somos expertos cualificados en la instalación de puertas de seguridad. Tanto si tienes claro qué puerta quieres para tu casa como si aún tienes dudas, ponte en contacto con nuestro equipo. Te asesoraremos e instalaremos tu puerta con todas las garantías de seguridad y los mejores acabados.

Comentario